Qué es el TIN y el TAE, diferencias y cómo calcularlos

By | 04/12/2015

TIN Y TAE

TAE es Tasa Anual Equivalente o Tasa Anual Efectiva y es el resultado de una fórmula matemática que incluye el tipo de interés nominal (TIN), las comisiones y el plazo de la operación. A diferencia del TIN, recoge la compensación completa que recibe el propietario del dinero por cederlo temporalmente.

calcular-tae-tin

No obstante, la TAE no incluye los gastos que el cliente pueda evitar (por ejemplo, los gastos de transferencia de fondos), los que se abonan a terceras personas o empresas (corretajes, honorarios notariales e impuestos) o los gastos por seguros o garantías (salvo primas destinadas a garantizar a la entidad el reembolso del crédito en caso de fallecimiento, invalidez o desempleo, siempre que la entidad imponga su suscripción para la concesión del crédito).

El término TAE aparece tanto en los productos ahorro como en los préstamos hipotecarios y de consumo.

La TAE incluye:

  1. En productos ahorro: la TAE recoge las liquidaciones de pago. Un ejemplo: si se invierte 100.000 € en un plazo de 1 año a un interés nominal del 5% al final del año, ese dinero ha producido un interés de 5.000€. Pero si en vez de cobrar los 5.000 € al final, el banco o caja ofrece la posibilidad de cobrarlo en períodos trimestrales o semestrales, el hecho de poder disponer del dinero antes supone un interés, eso es la TAE, la suma de los valores futuros de los flujos de interés.
  2. En préstamos: tanto en los préstamos de consumo o personales como en las hipotecas, el TAE incluye dos conceptos:
  • Comisión de apertura: se trata de los gastos que se originan en las entidades financieras por la tramitación de un contrato crediticio. Normalmente, la cuantía de esta comisión se cobra de una sola vez, cuando se firma el contrato, sin embargo, es posible acordar pagarla a lo largo de la vida del préstamo.
  • Comisión de cancelación o amortización anticipada: los clientes de las entidades financieras pueden cancelar el préstamo total o parcialmente antes de que termine el plazo. Si la vida del préstamo se acorta, como los intereses están estimados para el total de la vida, el beneficio de la banca o caja es menor. Por ello, al cancelar el préstamo total o parcialmente, las entidades financieras cobran una comisión que resulta de aplicar un porcentaje sobre la cantidad cancelada o amortizada antes de tiempo. Aquí existe la limitación de que la comisión por cancelación anticipada en los préstamos a interés variable está limitada por ley al 1%.

 

 

En la contratación de un préstamo personal de cualquier tipo nos encontramos con que el tipo de interés está expresado de dos formas:

Tasa de interés Nominal (TIN): es la que nos anuncian y nos quieren vender.

Es el tipo de interés que se aplica a cualquier producto financiero (crédito, hipoteca, depósito, etc.) durante un periodo de tiempo determinado y mediante la utilización de la capitalización simple, es decir, contabilizando sólo el capital inicial, sin volver a invertir en el producto los intereses generados en los periodos anteriores.

Tasa Anual Equivalente (TAE): es la que ponen en letras más pequeñas justo debajo de la cantidad anterior. Es un porcentaje más próximo a la realidad y el Banco de España obliga a que aparezca en todas las ofertas de productos financieros.

Los préstamos personales conllevan unas comisiones de mayor valor que los préstamos hipotecarios para hacer frente al mayor riesgo que conllevan.

Por ello, la diferencia de valor entre la TAE y la TIN suele ser mayor en los préstamos personales que en los préstamos hipotecarios.

En la publicidad de los préstamos que ofertan, las entidades financieras intentan dar más valor a la TIN, normalmente inferior a la TAE, para atraer la atención de clientes potenciales, mientras que a la hora de ofrecer depósitos y cuentas de ahorro se centrarán en la TAE para hacerlos, a su vez, más atractivos.

 

Cálculo del TIN

El tipo de interés nominal (o, por sus siglas, TIN), conocido también como interés nominal, es el porcentaje que se agregará al capital cedido como remuneración por un tiempo determinado (no necesariamente un año).

El interés dado un TIN de  ri  y un capital C se calcula:

formula

Si el TIN es del 15%, entonces ri  es 0,15.

Ejemplo:

Por ejemplo, si se quiere contratar un depósito a 3 años con un TIN al 15% por un valor de 1000 € a los 3 años se obtendrían 150 €.

Esto podría hacer pensar que se obtiene un 5% anual (15%/3 años). Sin embargo, esto sólo es una aproximación porque, con un interés del 5% anual, al finalizar el primer año tendríamos 1050,00 €  1, por tanto, al final del segundo año tendríamos 1102,50 € 2  y al final del tercero 1157,63 € 3 .

Cálculo del TIN Anual:

A partir de una TIN puede calcularse el interés anual (ra):

formulatin

siendo n el número de años o una fracción si el periodo es menor.

Por tanto, en el ejemplo anterior, el interés anual es:  4= 0,0477 = 4,77%.

Esto es lo que habitualmente se denomina tasa anual equivalente (TAE), aunque este concepto es legal y, a veces, incluye también otros costes de la inversión o préstamo.